Canon que no se invirtió

EL PLAN VIAL DE LORETO

Lic. Javier Gutiérrez Neyra

 

    Hace varios años atrás, por encargo del programa Provías Departamental, del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, realizamos una revisión y aportes para una posible implementación de un Plan Vial en Loreto.

    El trabajo fue realizado en conjunto con otros especialistas que levantaron información muy importante, llegando incluso al perfil de las vías carrozables que si hubiesen sido construidas Loreto tendría otro dinamismo económico y una mayor integración interdistrital y provincial.

    Actualmente se ha generado bastante expectativa por el anuncio presidencial de la construcción de una carretera que integraría a Loreto en la red vial terrestre nacional.

    Transcribo parte del análisis realizado en ese momento sobre la importancia del mejoramiento de la red vial en Loreto que Provías mediante un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo proponía la construcción de cuatro carreteras en Loreto. Ello no pasó más allá de la propuesta ante la falta de visión y desidia del entonces presidente de la región, Robinson Rivadeneyra, quien prefirió dirigir la inversión hacia otros rubros menos importantes además del sobredimensionamiento del gasto en la construcción de la carretera Iquitos – Nauta.

    Provías planteaba que la Región Loreto debía comprometerse con un porcentaje mínimo para la construcción de dichas carreteras y que el mayor gasto sería asumido con el préstamo del BID, al cual el gobierno nacional se comprometía a asumirlo. Creemos que el hecho de que ese fondo no sería manejado desde la región desanimó al entonces presidente para que se ejecuten dichas obras.

    Esta propuesta vial estaba diseñada especialmente para promover la economía de las áreas rurales. La producción agrícola requiere acceder a los mercados y la población necesita de servicios sociales, como es la vía de interconexión. Las inversiones en vialidad rural promueven el uso intensivo de la mano de obra y tecnologías locales como la forma más práctica de transferir recursos a la comunidad rural, de manera que se estimule la producción agropecuaria y se facilite su acceso a los mercados; con lo que se contribuye además a elevar su nivel de ingreso.

LA RED VIAL EN LORETO

    El Departamento de Loreto o Región Loreto, tiene 368,852 kilómetros cuadrados y representa el 28.7% del territorio nacional. Es el de mayor extensión y sólo en él habitan no más del 3,25% de la población total del país. Ello no significa que sea un territorio que tiende a ser despoblado, sino que por la capacidad de sus ecosistemas no ha sido posible la formación de grandes centros poblados, a excepción de las ciudades que se configuran como islas en el inmenso territorio. Esta particularidad hace que sus ecosistemas aun sean manejados adecuadamente a fin de no alterar el orden que la naturaleza ha impuesto. Prueba de ello es que la población indígena ha logrado una convivencia armoniosa con el medio, que es el bosque y el río, su mayor referente.

    La Amazonía posee la mayor red de comunicaciones fluviales del país; constituye además un espacio físico que no ha sido transformado en espacio político ni económico, debido principalmente a la falta de un sistema vial terrestre que complemente y coordine con el sistema fluvial existente, el cual constituye la "espina dorsal" del transporte en la Región, así como la interconexión con el resto del país.

    Ante esta realidad se hace evidente la construcción de corredores intercuencas y la implantación de sistemas de transporte multimodal, que permita una corriente de transporte en ambas direcciones y, además, la transformación paulatina de los espacios físicos amazónicos, creando fuentes de producción y de trabajo en las zonas de influencias del Sistema de Transporte.

    La información disponible sobre la realidad del transporte en la Amazonía Peruana en ese momento y actualmente, era y es muy general y dispersa; tampoco existía y ni existe aún una estrategia común que permita dar soluciones prácticas y efectivas a este sector, que por sus características regionales y en especial por las grandes distancias a ser recorridas por las personas y las mercancías en los distintos modos de transporte, hace que los esfuerzos y recursos asignados siempre hayan sido escasos. La Amazonía necesita para su desarrollo e integración, la intervención decidida de los entes representativos, estatales y privados, con esfuerzos técnico-económicos acordes a su respectiva situación y responsabilidades sectoriales.

    La llamada Primera Fase del Plan Vial del Departamento o Región Loreto conducía a sumar esfuerzos para saltar de la situación de aislamiento no solamente como Región sino de nuestros propios ejes de desarrollo. Una mirada en conjunto para vislumbrar el norte que toda la población loretana espera alcanzar.

EL TRANSPORTE EN LORETO

    Se ha señalado que la Amazonía es un área clave para la integración económica de América del Sur y el transporte ocupa un papel decisivo en el proceso integracionista. Se reconoce también que el sistema ecológico existente en esta Región presenta peculiaridades que necesitan ser tomadas en consideración para el proceso de ocupación humana y de desarrollo económico. Además de respetar y conservar el medio ambiente, un sistema de transporte adecuado deberá interactuar con las actividades productivas que se desarrollan y que fueran implantadas en el área, así como basarse en un intercambio comercial equilibrado.

    El transporte fluvial, es de capital importancia dentro de las características geográficas y ecológicas de la Región. Además de ello, hay necesidad del transporte terrestre, especialmente el de carreteras, para complementar las conexiones que no pueden ser aseguradas adecuadamente por vías navegables. Sobre este particular destaca el poco conocimiento de tecnologías apropiadas para la construcción y mantenimiento de las carreteras en el área amazónica, debido a las peculiaridades del suelo y de los factores ambientales, especialmente meteorológicos. A lo que debemos sumar las expectativas para la formación de asentamientos humanos al pie de las carreteras.

    Son tres las modalidades que mayores servicios prestan al intercambio en y fuera de la Región Loreto, es decir, el transporte fluvial, de carreteras y aéreo, ambos son complementarios y muchas veces necesitan ser combinados.

    Dadas las peculiaridades de la Amazonía, es necesario que además de adaptar las tecnologías tradicionalmente utilizadas y perfeccionándolas, se analice la factibilidad de aplicación de tecnologías no convencionales para verificar en qué medida se pueden adecuar a las necesidades respetando, al mismo tiempo, su equilibrio ecológico.

    El transporte se torna también importante en relación a los programas de salud desarrollados en la Región. La dispersión demográfica, las significativas distancias que separan los asentamientos humanos en la Amazonía y las condiciones sanitarias requieren básicamente del sistema de transporte para el desarrollo de los servicios de salud, con el propósito de atender las necesidades de las poblaciones residentes.

LA INFRAESTRUCTURA VIAL DE LORETO

En ese momento mencionábamos como necesario remarcar que la Región Loreto no cuenta con un Inventario Vial y por tanto es imprescindible su levantamiento para tener una visión exacta del estado situacional de su red. Menos aún cuenta con un registro confiable sobre el movimiento de pasajeros y carga. Aún sin este inventario, la Dirección Regional de Transportes y Comunicaciones había realizado una clasificación de la red vial existente y la propuesta de nuevas vías para Loreto, las cuales fueron consideradas por el Plan Vial para su construcción, por ser importantes y prioritarias para el desarrollo de la Región. Algunas de ellas requerían rehabilitación y mantenimiento proyectado a corto plazo. Se describe las siguientes vías:

CARRETERA IQUITOS - NAUTA

Considerada prioritaria por integrar núcleos estratégicos, como son Iquitos en el río Amazonas y la ciudad de Nauta en el río Marañón, obra de prioridad contemplada en la Ley No. 27037, "Ley de Promoción de la Inversión en la Amazonía" (Séptima Disposición Complementaria). La ejecución física llevó algunos años y un sobredimensionamiento del costo de construcción.

El potencial de esta vía radica en el tránsito de carga y pasajeros de las cuencas del Marañón y Ucayali hacia la ciudad de Iquitos en menor tiempo.

CARRETERA BELLAVISTA – MAZÁN

La carretera Iquitos - Nauta y su interconexión con Bellavista - Mazán, conformaría un corredor vial terrestre que refuerza la interconexión de cuencas, facilitando el tránsito de personas y productos en mejores condiciones de espacio y tiempo. Esta vía siempre se ha encontrado en fase proyecto hasta la actualidad; comprende una carretera de 60 Km., con una área de influencia estimada en 60,000 Has, localizadas entre los ríos Nanay, Amazonas y Mazán - Napo, en los distritos de Punchana y Mazán, a los que se sumaría Indiana.

Esta vía estaba contemplada como prioritaria en la Propuesta de Desarrollo Sostenible de la Región Loreto, donde se señala que en el mediano y largo plazo será una importante zona de expansión urbana para la ciudad de Iquitos, reducirá la distancia fluvial del río Napo a Iquitos, se ampliará la oferta de productos agropecuarios al incorporarse nuevas áreas de cultivos, se generará un espacio no erosionable en las riberas del río Nanay para la construcción del nuevo muelle de Iquitos y, por último, se establecerán nuevas áreas para la promoción y desarrollo de actividades de conservación. La vía completa Mazán - Iquitos - Nauta articularía las dos cuencas principales del Marañón y Napo.

CARRETERA NAPO – PUTUMAYO

Es importante porque articula dos cuencas hidrográficas fronterizas, la de los ríos Napo y Putumayo. Ha existido una vía entre Puerto Arica y Flor de Agosto, antes afirmada y actualmente empurmada (remontada) y en mal estado. Esta vía interconecta asentamientos menores además de propiciar el desarrollo de los poblados de El Estrecho, capital del distrito de El Putumayo y Santa Clotilde, capital del distrito El Napo.                            

Mediante esta vía existiría una interconexión multimodal con la vía Bellavista-Mazán que traería muchos beneficios en el tránsito de personas y productos desde la frontera con Colombia, actualmente poco vinculada a la dinámica económica regional.

CARRETERA JENARO HERRERA - COLONIA ANGAMOS

Comprende a los distritos de Jenaro Herrera y Yaquerana, con su capital Colonia Angamos, ambos pertenecientes a la provincia de Requena, uniendo las cuencas del río Ucayali y el Yavarí. Ha existido un tramo pequeño construido desde Jenaro Herrera. Es importante esta vía como factor de integración de la frontera donde se ubica Colonia Angamos (río Yavarí). Tiene una longitud de 55 kilómetros. En el momento del estudio, sólo unos 10 Km. estaban en regular estado de conservación, mientras que el resto se encuentra remontado, con puentes deteriorados.

Esta vía permitiría el tránsito de personas y productos desde el río Yavarí, uniendo esta parte de la Amazonía a la dinámica económica regional, actualmente poco vinculada por la poca accesibilidad. Es un anhelo de la población local contar con esta vía.

OTRAS VÍAS ALTERNATIVAS:

Son vías integradoras de los distintos espacios al interior de la Región, como las de articulación de cuencas y de desarrollo fronterizo, obras de necesidad en el mediano y largo plazo. Las principales son las siguientes:

Carretera Frontera Nor Oriental (Perú – Ecuador) que corresponde:

 

·           Carretera Borja – Andoas. Es paralela el Oleoducto en base a la trocha existente que se usa para mantenimiento del mismo. Se requiere su rehabilitación y construcción de vía asfaltada en el largo plazo.

 

·           Carretera Andoas (Pastaza) – Soldado Bartra (Tigre). Tiene la característica de trocha carrozable en mal estado de conservación y corresponde al tramo de mantenimiento del Oleoducto Nor Oriental. Esta vía rehabilitada formaría parte de la carretera fronteriza del Perú que debería construirse en el lado occidental de la Región.

 

·           Carretera Soldado Bartra (Río Tigre) - Pantoja (Río Tigre). Trocha peatonal en mal estado, requiere su rehabilitación; formaría con la carretera anterior, la vía fronteriza del Perú en la Amazonía.

CONCLUSIÓN

 

-        Las estrategias deberían estar ligadas al estudio y análisis de los diferentes tipos de transporte. Las características naturales favorece al transporte fluvial que permite la conservación y protección del sistema amazónico, lo cual debe considerarse para los otros modos de transporte, que al implantarlos no causen impactos ambientales que alteren los ecosistemas de la Región.

 

-        El impulso económico de la Región se debe realizar a través de un sistema multimodal de transporte que permita asegurar un nivel adecuado de servicios, a fin de satisfacer las necesidades de movilización de personas y productos básicos de la Región. Los ríos amazónicos, por sus condiciones naturales de navegabilidad, constituirían el eje central de toda la comunicación vial de la Región.

 

-        Es necesario promover y mejorar las vías de transporte terrestre existentes mediante una tecnología apropiada, lograr su integración con los demás modos de transporte y realizar su buen mantenimiento, que por las características de la Región se deterioran en poco tiempo.

 

-        La construcción de carreteras en la Región está limitada por el elevado costo de su construcción, las condiciones climáticas y características hidrográficas; por ello, se debe buscar la tecnología más apropiada.

 

-        Se debe realizar estudios técnicos que permitan la incorporación a la Región de otros modos de transporte.