Pagina nueva 1

 

   

ELEODORO MANANITA

Trabaja en la Municipalidad de Fernando Lores

 

¿Cuánto tiempo  viviendo en Tamshiyacu?           

    Corrido el tiempo, ya van más de 22 años.

 

¿Cómo se siente la patria?

    Con bastante fervor. Tal vez por ser una población no muy numerosa  organizamos de otra manera los festejos patrios comenzando con actividades deportivas y concursos. Entre ellas sobresale el embanderamiento  del pueblo por medio de una Ordenanza Municipal que es acatada. Creo que es diferente a lo que sucede en las ciudades donde se muestra poco parejo. En su mayoría las casas de familias de Tamshiyacu se ven con la blanquiroja puesta y desde cualquier horizonte de la calle da gusto ver a las viviendas con la enseña patria. Eso hace que los días patrios lo vivamos así. Luego el día del desfile escolar, la población se alista a venir a la plaza. Desde el día anterior los padres se aprestan en comprar a sus hijos, guantes, boinas, escarapela, cintas. Lo que le da una significancia especial es la llegada de delegaciones pequeñas  de los caseríos cercanos que se suman al desfile. Existe mucha algarabía.  Somos la patria de Grau y Bolognesi. Todo un sentir, al menos creo que desde este espacio rural amazónico la patria lo sentimos así.

 

¿Algo más?

    Creo que todos sabemos que en una economía pequeña como puede ser la localidad de Tamshiyacu, el movimiento económico viene por parte de la Municipalidad. En ese aspecto ha visto mermar sus recursos desde la caída  del canon. La suma que recibimos es irrisoria con las cosas por hacer. Qué hacer con apenas S/. 5,000. Ya se sabía que era poco con los diez o diez y ocho mil que anteriormente se recibía.  Sobre esto, y es algo censurable, pretendemos tener ingresos propios por diferentes conceptos arbitrales que se reducen a S/. 2.50.  Los vecinos se ven renuentes a pagar la limpieza de la calle, el recojo de la basura, la luz, el agua. Entonces, cómo.

 

¿Menguado además por retraimiento de Cacao del Norte?

    Más allá de las cosas  que puede haber del accionariado las actividades en la empresa han sufrido cambios. La empresa tenía proyectado ampliar el sembrío. Sin embargo, todo está judicializado, por tanto la empresa está atada de manos, por decir. En otro plano, la planilla tiene a 600  trabajadores que siguen trabajando para la empresa. Es un capital que mueve el comercio en Tamshiyacu. Por estas razones, esperamos con mucha expectativa  el discurso del presidente Kuczynski.

 

¿En qué medida?

    Sé que la población nacional muestra recelo al contenido del mensaje del presidente. Por lo que le decía anteriormente, en el medio rural lo que diga en el mensaje lo  sentimos diferente. Esperamos que exista lineamientos claros para la reactivación económica y ésta pueda llegar a los municipios en cuanto se pueda atender proyectos locales y que se reactive la economía de las familias de Tamshiyacu por medio de obras. Todo está paralizado y las metas no se pueden cumplir. Por eso cuando los candidatos para la alcaldía hablan de cambios, la pregunta es: ¿de qué cambios hablan si dependemos del gobierno central?

 

Hablas como “shicshi”

    (Sonríe) El personaje me fue prestado. Todos sabemos que pertenece  a Tito Rodriguez. Pues a nivel de periodismo ya no. De cuando en cuando presto mi voz y en lenguaje regional para hacer publicidad.