Maestría en Altos Estudios Amazónicos:

Un acercamiento profesionalizado hacia la Amazonía

 

 

Carolina Gómez Panduro

 

 

 

 

Los esfuerzos de más de 6 años han rendido frutos al comenzar desde el mes de marzo: el dictado de las clases en la Maestría de Altos Estudios Amazónicos. Veintitrés alumnos, muy variados en pensamiento y profesión, fueron escogidos meticulosamente para garantizar los mejores resultados posibles.

 

Las gestiones para que la Pontificia Universidad Católica del Perú y el CETA puedan hacer esto realidad, no fueron suficientes. En realidad, la marcha de la maestría es un conjunto de fuerzas con muchísimos antecedentes. Mediante el Concilio Vaticano II, donde la Iglesia se enfrentaba a la conciliación de la modernidad con la cultura de sí misma, la cultura de los pueblos marginados y de una América cambiante, mediante las reuniones de Medellín y finalmente la de las Misiones del Alto Amazonas, celebrado en Iquitos en 1971, la iglesia muestra su interés en el estudio de los fenómenos y caracteres que rodeaban estos medios, así con todas las intenciones de hacerlo nace el CETA, ya hace 40 años.

 

El director del CETA, P. Joaquín García, profesor honorífico de la casa de estudios desde el año 2000, propuso al entonces rector Dr. Salomón Lerner la creación de una Maestría en Altos Estudios Amazónicos que satisficiera los estándares profesionales de nuestros ciudadanos que deseen cursar un posgrado. Luego de muchísimas reuniones y acuerdos, finalmente se dio una lección de inicio y un acto inaugural el día 15 de marzo del presente año. Más tarde, el 19 de abril, contando con la presencia del Vicerrector de la PUCP,  Dr. Efraín Gonzales de Olarte, la decana de la Escuela de Posgrado Patricia Martínez, el ex decano de la Escuela de Posgrado Dr. Marcial Blondet, y los coordinadores del programa P. Fernando Roca, Dra. Nicole Bernex, Mag. Yolanda Guzmán entre otras autoridades.

 

“PARA ESTUDIAR LA HISTORIA, DEBES DE ESTAR DENTRO DE ELLA”

 

La bendición de Dios y su propio visto bueno, se dieron cuando el local del ex Seminario Agustino se encontraba en disponibilidad de renta.  “Aquí es” fue el pensamiento inicial del P. Joaquín García al saber la noticia. Inmediatamente se dio inicio a los trabajos de reparación y recuperación del local, declarado patrimonio histórico de la nación. Las aulas han sido totalmente acondicionadas con un toque amazónico: pupitres de madera, cestos de paja y huingo en vez de plástico, decoración con fotos y mapas de la Amazonía, etc.

 

Los ambientes arquitectónicamente diseñados para sobrellevar el calor, cumplen su excelente trabajo haciendo del Centro de Altos Estudios Amazónicos (denominado así ahora) el lugar perfecto para estudiar en una tarde soleada. La carta de profesores es de más alto nivel, que ya ha provisto dos cátedras magistrales en lo que es Desarrollo Humano (por N. Bernex) y Conflictos y Oportunidades (por M. Rodríguez).

 

Los alumnos han mostrado su gran empeño al estudiar y debatir, haciendo que sus diferencias sean oportunidades para una conciliación y entendimiento del pensar amazónico, así mismo su placer por los servicios brindados en la Maestría.

 

Así, pues, el CETA continúa con su labor encomendada, pero cada día más en el nivel más alto de los estándares educativos internacionales, proponiendo que el CAEA sea también instrumento de la reactivación de la revista Shupihui y también un centro internacional de seminarios y coloquios Amazónicos en cuestiones biológicas, históricas, antropológicas, religiosas o culturales.

 

 

 

Regresar al Indice